jueves, 4 de junio de 2009

¿Dónde está Elisa? da giro romántico en historia de Alegría y Rudolphy



"El de ellos es un amor con una carga de dolor muy fuerte, muy potente. Tendrán sus momentos juntos, pero la tragedia de ambos los doblega y los aleja, y luego los vuelve a unir", cuenta una importante fuente de TVN con respecto al giro que dará la historia protagonizada por Sigrid Alegría y Alvaro Rudolphy en la teleserie nocturna ¿Dónde está Elisa?, en TVN. Porque a pesar de que ya tuvieron un primer acercamiento e incluso se dieron un beso, "ahora ambos están con mucha culpa y no se permiten cruzar la barrera... Pero pronto todo cambiará", adelanta la misma fuente. Y próximamente comienza el verdadero affaire, marcado por el sufrimiento que los envuelve.

El momento que gatillará el desarrollo de esta relación es cuando Francisca Correa (Alegría), madre de Elisa, la adolescente perdida, se da cuenta de que su marido Raimundo (Francisco Melo) le es infiel. "Desde ese momento la historia de Francisca y el comisario Camilo Rivas (Rudolphy) será una de las que marquen la trama hasta el final", agregan en el canal público, donde los protagonistas son una de las parejas mejor evaluadas y con mejor química en pantalla, y también muy amigos en la vida real.

"Se veían bien juntos. Fueron una apuesta y pasaron un buen tiempo grabando juntos hasta que el público vio que hacían una buena pareja", recuerda la "descubridora" de la dupla, María Eugenia Rencoret, directora del área dramática de la señal estatal. Los actores habían estado en el mismo elenco en Borrón y cuenta nueva, de 1998, pero no fue hasta un año después que Rencoret los puso como los enamorados de Aquelarre. Entonces él sufría cáncer. Y ella quedaba embarazada. "En esa teleserie hubo una escena preciosa donde Alvaro le cuenta a Sigrid que le queda poco tiempo de vida... Para mí y para todos los que estaban en el estudio fue muy emocionante, no sólo por el texto sino también por la belleza con que se trabajó", comenta la ejecutiva sobre los momentos peak de esta pareja que ya ha estado en nueve telenovelas de TVN y en cinco de ellas vinculada entimentalmente.

Estuvieron en triángulos pasionales en Aquelarre y Santoladrón. El la quiso asesinar en Alguien te mira. Y fue su salvador en El señor de la Querencia. Mientras que fuera de la pantalla chica son "amigos de esos que se llaman por teléfono y se saben sus cosas... Pero la verdadera complicidad la demuestran frente a las cámaras", detallan en la señal. "Son profesionales. Se conocen bien y Sigrid sabe tomar con humor el 'maniatismo' de Alvaro y eso ayuda", opina Rencoret sobre la fórmula de la química.

1 comentario:

claudia berenis dijo...

creo que tienes toda la razon el giro romantico que le an dado me parece total claro sutil pues ambos estan sufriendo pero esta rebuena la teleserie !!!